⋘Volver

La Comunitaria: 10 AÑOS DE CONSTRUCCIÓN COLECTIVA!!!

Nació en Sansinena, uno de los pueblos más pequeños de Rivadavia, donde la tierra era fértil para sembrar la semilla del teatro. Existían en la memoria colectiva muchos recuerdos felices: los Patios Criollos, el Teatro Juvenil y diversas obras de teatro.

Fueron 17 años de silencio. Se habían realizado obras de teatro infantil, pero el grupo de adultos bajó del escenario luego del fallecimiento de Osvaldo De la Iglesia, anterior director de teatro del pueblo, y sólo resurgió con la llegada de Emilia, su hija menor, que volvió a Sansinena luego de finalizar sus estudios en La Plata.

 

Fue en el 2006, cuando el telón volvió a abrirse presentando la obra de teatro Los árboles mueren de pié y desde ese momento el teatro corrió por las calles de Rivadavia, expandiéndose y contagiando a decenas de vecinos en cada una de las localidades. Al igual que en Sansinena, en otros pueblos de Rivadavia, el teatro también era cosa del pasado.

 

Oscar Giménez, también oriundo de Sansinena y familiar de Emilia De la Iglesia, recordaba sus años de juventud en el pueblo, donde el teatro fue algo que lo acompañó en toda su vida. En una charla informal, Oscar, quien vive desde hace varios años en González Moreno, le propone a Emilia comenzar a realizar algunos talleres de teatro en esta localidad. De esta manera, al igual que en Sansinena, González Moreno vuelve a tener teatro luego de muchos años. Tanto fue el olvido, que el anterior cine-teatro del club social, por aquellos años se convertiría en un gimnasio.

 

En el 2008, ya con dos grupos de teatro formados con la dirección de Emilia De la Iglesia, uno en Sansinena y otro en González Moreno, en Rivadavia nace el teatro comunitario, la historia contada por sus protagonistas. Un teatro desconocido en la zona que revolucionó la forma de participación comunitaria del distrito. Sin dudas se estaba  marcando un antes y un después en la cultura. El grupo de teatro de Sansinena se masificó, llegando a un número de integrantes nunca antes visto. Todos querían ser parte del centenario de su localidad y así fue, ya que la obra sobre los cien años de historia de Sansinena convocó a muchísimos vecinos de todas las edades.

 

La noticia comenzaba a circular entre las localidades, parece que en Sansinena se está armando algo grande,  ¿Qué es eso del teatro popular o teatro comunitario??

 

Algunos que ya estaban participando del teatro de González Moreno se acercaron hasta Sansinena para no perderse esta experiencia, sin sospechar todavía que este iba a ser el comienzo de una construcción, que llevaría a la unión de todas las localidades de Rivadavia y más tarde expandiéndose por La Pampa.

 

En el 2009 el grupo de teatro de González Moreno invita a participar al grupo de Sansinena en su primera obra de teatro de creación colectiva: La unión de Violeta y Jacinto, alcanzando un importantísimo número de vecinos-actores y con funciones repletas de público. Todos querían ir a ver a sus familiares, amigos y vecinos actuando.

 

Si se logró la unión de dos pueblos mediante el teatro? por qué no hacerlo en todo Rivadavia?. Lo que parecía una locura, en el 2010 se concretó. Todos los pueblos de Rivadavia se unieron para contar la historia de su distrito. Surgió de esta manera la obra de teatro de creación colectiva más grande de los últimos tiempos: La historia se entreteje desde abajo y se cambia desde la comunidad. Fue en San Mauricio, el pueblo más antiguo y querido de Rivadavia, lo cual le agregaba un plus de magia e incentivo a esto que se convirtió en algo más que una obra, fue un proyecto que apuntó a la unión de vecinos de todas las localidades, en búsqueda de una identidad común y un sueño colectivo.

 

La tarea no era fácil y no había mucho tiempo para analizar las posibilidades de que este desafío se concretara. Para esto se comenzó a contar la experiencia de los grupos ya conformados, y así se fue uniendo gente de Roosevelt, Fortín Olavarría, América y San Mauricio. Sin saber bien como sucedió y en qué momento, a pocos meses de comenzar el 2010, en la plaza de San Mauricio la ronda superaba las 200 personas que venían de todas las localidades y parajes rurales.

 

La Red Nacional de Teatro Comunitario fue parte de este crecimiento y por unanimidad en el 2011 los más de 50 grupos que la conforman, decidieron que el IX Encuentro Nacional de Teatro Comunitario sea en Rivadavia. Llegaron grupos de todo el país, superando los 1200 actores, los cuales llenaron de arte todas las localidades en un mismo momento. Los vecinos de Rivadavia no lo podían creer, llegaban micros de todas las provincias. Pero para ese año, la organización lograda con la obra del centenario de Rivadavia había dejado mucho más que teatro, comenzaron a surgir espacios de participación cultural, como el Centro cultural Sobrerrieles en González Moreno en el 2010, los talleres de oficios en González Moreno y Fortín Olavarría en el 2011 y 2012, el grupo de pintores comunitarios en el 2011 y otras expresiones artísticas.

 

Se necesitaba algo que nos una, que le dé una identidad a esta construcción colectiva. De esta manera surge la cooperativa La Comunitaria. Desde este momento las actividades culturales se intensificaron, abriendo nuevas áreas de participación:

 

Carnavales participativos

 

Encuentro de narradores

 

Festejos por el mes del niño

 

Charlas, talleres, encuentros

 

Comparsa y murga

 

Peñas y festivales de rock

 

Trabajos con escuelas y universidad

 

Jornadas y espacios de Memoria, Verdad y Justicia

 

Campamentos

 

Trabajos audiovisuales

 

Cine comunitario y solidario

 

Y muchas otras cosas que se fueron desprendiendo del aprendizaje cooperativo de cada uno de los vecinos que fueron pasando por La Comunitaria.

 

Hoy se cumplen diez años de construcción colectiva. Logramos derribar fronteras con un grupo consolidado en General Pico, La Pampa, que se encuentra contagiando el espíritu comunitario por diferentes pueblos y ciudades, con su obra de teatro Atuel, sed que crece. Un tema que atraviesa a varias generaciones de pampeanos. Luego de cruzar la frontera de la provincia también nos animamos a caminar por las redes de la Cultura Viva Comunitaria, viajando a Uruguay, Bolivia y recibiendo a compañeros de Perú, Colombia, Chile, Uruguay, Bolivia y otros países de Latinoamérica.

 

Seguimos construyendo en cada una de las localidades de Rivadavia y La Pampa la cultura del trabajo comunitario, cooperativo y solidario. Apostando con cada actividad, en cada encuentro, con cada día de trabajo, a una sociedad más justa, dónde podamos dejar de lado el egoísmo y entender que la mejor forma de generar una comunidad mejor es si lo hacemos entre todos.

 

Se vienen muchos proyectos importantes para el 2017, esto recién comienza. Creemos que es parte de un camino muy largo que lo vamos dibujando día a día.

 

Como siempre, las puertas están abiertas y las fronteras se van borrando, para que nada impida que los sueños se puedan alcanzar.

 

Con mucho trabajo, responsabilidad y con la convicción de que en cada paso vamos avanzando a un mundo mucho mejor.

 

Los esperamos a todos a ser parte, los que estuvieron, los que están, los que vendrán y los que en cada uno de los rincones se encuentra transformando la realidad.

 

Por más sueños y proyectos colectivos!!!

 

 

Cooperativa La Comunitaria 03 de diciembre de 2016

 

Rivadavia (Buenos Aires)  General Pico (La Pampa)