⋘Volver

LA PEDAGOGÍA DEL VIAJE

La Comunitaria viajó a Monte Hermoso, y Emilia de la Iglesia nos deja esta reflexión sobre los viajes y sus aprendizajes.

Simón Rodríguez, maestro de Simón Bolivar decía que el viaje es una instancia de gran aprendizaje, recorrer el territorio, ver, escuchar voces nuevas.
Viajamos 54 compañeros de La Comunitaria a Monte Hermoso estos días. Y hay imágenes que tanto me enseñaron...
La de toda una familia que viajó, juntó peso por peso y se regaló un viaje al mar.
La de los muchos y muchas que vieron por primera vez el mar, y les dio vértigo, asombro, emoción, miedo y desafío...
La de muchos chicos y chicas que demostraron que con objetivos y entusiasmo la juventud es la brújula para salvar este mundo tan egoísta.
La del vendedor de la playa que le regaló 1 docena de tortas fritas a los chicos y al día siguiente lo vinimos a encontrar en el Barrio Esperanza, donde fuimos a tocar, uno de los barrios más humildes y dignos de Monte Hermoso. Donde este señor que vive sin que le sobre nada material nos regaló sin conocernos parte de su ganancia del día. Y luego esos pibes que saborearon sus tortas fritas iban a su barrio a regalarle a los vecinos su arte comunitario. Todo vuelve multiplicado.
La de las autoridades de Monte Hermoso, que facilitaron presentaciones, charlas, que tan bien nos recibieron y con tantos proyectos por delante...
Los chicos organizándose para cocinar, limpiar.
Los abuelos y grandes prendiéndose en el baile y en el rejuvenecer con cada latido comunitario.
Estamos amasando en este y otros viajes pequeñas revoluciones interiores y compartidas...que abrazan para seguir la siembra de la cultura...que se hace caminando y enlazando territorios...